miércoles, 31 de diciembre de 2008

Obediencia y complicidad


Este escrito es un regalo de mi Amo

Mi perra un día me comentó que cierta situación la excitaba. Dicha situación podría ser normal para otras personas, pero para ella generaba un goce que no sabía describir.

Ante ello, se le dio la tarea.... de gozar esta situación de verdad.....

Es de mañana y mi perra se levanta inquieta. La tarea que le había encomendado no era algo que ella hubiese hecho antes.


Su cuerpo había estado húmedo toda la noche, pensando... imaginando... planeando... Ella quería complacerme, como es su costumbre hacerlo.

Entró a la ducha como estaba solicitado y usó agua tibia sobre su cuerpo, para no bajar la temperatura que desde el día de ayer ya había sido elevada por mis órdenes. El agua tocó su cuerpo y lo inundó de satisfacción. Cómo estaba instruido, usó las gotas de la ducha sobre su vagina para dar el último toque de libido sobre su persona. Encremó su cuerpo, lo preparó para la situación.

Llamó a la hora convenida para recibir las últimas instrucciones y levantar aún más la temperatura de su cuerpo, estaba inquieta, nerviosa, pero ansiosa de que todo saliera como había sido planeado por mí.

No quería fallar, ella se esfuerza por cumplir.
Se dirigió con paso ágil y seguro a la cita convenida, excitada.

El día anterior había intentado cumplir, pero el lugar estaba muy lleno y no podrían atenderla. Hoy... hoy era el día.... Hoy.... hoy me complacería.


Llegó al lugar donde se dirigía y ........... nuevamente no podría ser atendida....... Ella quiso cumplir, por lo que no quiso atenderse con la persona de costumbre, no podía esperar otro día..... quizás sería mejor, alguien desconocido.... alguien que no supiera de ella, alguien con quien no tener remordimiento.... alguien que la hiciera sentirse más segura.

No diré lo que pasó en ese momento... sólo recogeré algunas expresiones literales que mi perra envió en su correo, correo donde reportó su actuar y su sentir.

Que el lector se imagine lo que guste con estas frases


"...me dijo sáquese la ropa y me avisa..."


"...lo hizo muy suavemente me preguntó si estaba bien de calor le dije que sí..."

"...Me dijo que tenia buena resistencia al calor....la mire y le dije no sabes cuanto... "

"...me sorprendió no dije nada más mi cuerpo reaccionó..."

"...yo no entendía nada ya que antes no había sido así..."

"...sentí su boca muy cerca..."

"...le dije entre gemidos que sí..."

"...los sentí jugar dentro..."

"...pasó sus manos nuevamente..."

"...me dijo ya estamos listas...

"...me vestí muy excitada e inquieta..."


"...nunca imagine que se daría de esa manera Mi Señor..."

"....Su perra aun excitada al escribir y recordar..."

Mi perra, cómplice de mis ideas, obediente de mis órdenes, sumisa de mis palabras, esclava de mis deseos, disciplinada......... como ha sido entrenada.


gracias Mi Señor